Tratamientos estéticos y productos de belleza que son tendencia

No existe una segunda oportunidad para una primera impresión. Invertir en belleza supone siempre una buena elección, pues nuestra apariencia física es una carta de presentación a corto plazo, sin olvidar nunca nuestras fortalezas interiores. Al fin y al cabo, se trata de una compra que te durara para toda la vida.  Si estas planteándote someterte a una intervención de cirugía estética, hay algo que debes saber: no eres el único. España es el primer país en el ranking de operaciones de cirugía estética y se trata de un gasto incluido en el cálculo del IPC, por lo que es un producto más a añadir en la lista de necesidades personales.

La cirugía estética se divide en dos campos:

  • Cirugía reparadora:  su fin es disimular y reconstruir efectos causados, por ejemplo, por un accidente o un trauma.
  • Cirugía cosmética: también conocida como cirugía estética, compuesta por todas aquellas operaciones destinadas a cambiar una parte del cuerpo del paciente que no le resulte de su agrado.

A pesar de la normalidad que se produce en estos días para someterse a un tratamiento de cirugía estética, no debemos olvidar que, como toda intervención, tiene una serie de riesgos, y es importante elegir una clínica de cirugía estética de calidad y con experiencia para poder obtener los mejores resultados. Para los que viven en el sur, una buena opción es someterse a cirugía plástica en Málaga, una de las principales provincias de Andalucía y donde encontrarás todas las facilidades necesarias.

Otro elemento en alza en cuanto a inversión de belleza son los perfumes. “El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha” dijo Coco Chanel. Si bien apostamos por fragancias muy frescas en verano, los perfumes dulces son en estos meses tendencia. Uno de sus máximos exponentes a día de hoy son los perfumes gourmand, llamados así porque su inspiración recae sobre productos propios de la repostería. Vainilla, canela, azafrán, fruta madura componen una serie de perfumes que plasman nuestra personalidad uniéndolos a las feromonas de quien las usa y marcando frente al resto una sensible diferencia. Aunque al principio puedan resultar algo fuertes, con el paso del tiempo te sentirás atrapada por una esencia que irá a juego con cada una de tus decisiones.

La belleza no mira, solo es mirada… ¿Estás preparada para ello?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *