Probadores virtuales (I)

Encontrar el vestido perfecto, un par de pendientes que exploten nuestros rasgos, cambiar el modelo de nuestras gafas y lograr unas que nos sienten realmente bien, ya no va a ser cuestión de perder una tarde entera de compras, tan sólo nos va a hacer falta una webcam. En la actualidad, cada vez nos encontramos con más probadores o espejos -de manera virtual-, que son empleados por parte de las tiendas on line, en todas las partes del mundo, y que son usados por los consumidores potenciales, para poder conseguir artículos que, realmente, queramos comprar. Gracias al uso de la realidad aumentada, estos probadores virtuales van a ir añadiendo elementos a la imagen, que poseen de los usuarios, que van a interactuar con la ropa y los accesorios, al emplear su página web. Además, con estos probadores virtuales se logra resaltar los beneficios de los productos que nos interesan y, de esta manera, los productos parecen hechos a nuestra medida. Entre los beneficios que nos encontramos, los usuarios podrán probar los artículos que quieran comprar, de una manera muy cómoda y rápido, y podrán hacer una elección mucho más efectiva; por otro lado, las tiendas no parecen muy atraídas a la hora de ofrecer esta experiencia, ya que el producto les parece muy arriesgado, a pesar de que para ellos es muy positivo, ya que se reduce el número de devoluciones, de manera sustancial. Una de las primeras tiendas que apostó por este tipo de sistemas fue JC Penny, en el año 2010, en los EEUU que apostó por la aplicación de espejos virtuales, para los más jóvenes. También, ha sucedido en las tiendas Banana Flame en Reino Unido o en la Boutique Accesories, en Australia.
Foto: fuente

Originally posted 2011-10-27 00:31:30.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *